Perspectiva funcional de la conducta.

La perspectiva funcional de la conducta en las terapias de tercera generación incide en el análisis de la conducta verbal y la clarificación de valores de las conductas problema.

perspectiva funcional conducta

El análisis de la conducta verbal. Lo que las personas se dicen a sí misma (pensamientos, ‘cogniciones’) y cuentan a los demás acerca de sus problemas (explicaciones, narrativas). A este respecto, lo que la persona se dice a sí misma y cuenta de sí a otros es analizado y entendido más en términos de la función que está cumpliendo en la situación actual de la persona, que de su posible contenido literal.

Así, por ejemplo, en relación con ‘cogniciones’ o ‘pensamientos automáticos’ como ‘no valgo nada’, ‘mi vida no merece la pena’, ‘esto no lo puedo soportar’, no se trata de contrastar su adecuación a la realidad ni de disputar su racionalidad, sino de identificar y entender el sentido funcional que pudieran estar cumpliendo en el problema presentado.

Estas ‘cogniciones’ pueden estar funcionando como formas de evitación, como maneras de huir de la realidad, de manera que paradójicamente contribuyen más al mantenimiento del problema que a su correcto análisis y solución.

Otro ejemplo puede ser el de una persona que cuenta una historia de dificultades pasadas, la cuestión no sería tanto saber si la historia se ajusta a la realidad, sino de saber la función que tiene esa forma de hablar, si tal narrativa está contribuyendo a mejorar mi situación o incluso si puedo seguir con estos pensamientos y a la vez hacer algo interesante con mi vida.

Por otra parte, la clarificación de valores se refiere a la identificación de direcciones significativas de la vida. Los valores son direcciones de la vida que a uno le gustaría seguir pero que, en realidad, no se pueden alcanzar, porque suponen más un horizonte o sentido (dirección) que propiamente una meta o punto de llegada.

Estas terapias proponen a la persona dejar de luchar contra los síntomas y, en su lugar, reorientar la vida en una dirección funcional y valiosa. ¿Le gustaría tener un epitafio que dijera “ha dedicado toda su vida a salir de la ansiedad o la depresión”? Si la respuesta es no, importa clarificar los valores. ¿Qué te gustaría que dijeran de ti las personas importantes de tu vida al final de los días? ¿Qué quieres hacer de tu vida?. No se trata de seguir analizando el problema sino de poner en camino las posibles soluciones.

Deja un comentario