Desconectar el modo «piloto automático».

Es importante desconectar el modo “piloto automático”, ya que es más probable que seamos “dirigidos por mecanismos” disfuncionales que pueden conducir a un empeoramiento del estado de ánimo.

desconectar
Desconectar el modo «piloto automático».

En ocasiones podemos conducir durante millas “en piloto automático” sin ser realmente conscientes de lo que estamos haciendo. Del mismo modo, podemos no estar realmente “presentes”, momento a momento, durante gran parte de nuestras vidas: a menudo nos podemos
encontrar “a varias millas de distancia” sin percatarnos de ello.

En el modo “piloto automático”, es más probable que seamos “dirigidos por mecanismos”; los eventos que nos rodean y los pensamientos, sentimientos, sensaciones de la mente (de los cuales puede que seamos sólo confusamente conscientes) pueden desencadenar viejos hábitos de pensamiento que, a menudo, son disfuncionales y pueden conducir a un empeoramiento del estado de ánimo.

Llegando a ser más conscientes de nuestros pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales
del momento a momento, nos concedemos la posibilidad de una mayor libertad y elección; no
debemos entrar en las mismas viejas “rutinas mentales” que pueden habernos causado problemas
en el pasado.

La meta de desconectar el modo «piloto automático» es incrementar la consciencia de un modo tal que podamos responder a las situaciones con libertad en vez de reaccionar automáticamente. Logramos eso mediante la práctica de llegar a ser más conscientes del lugar en el que se encuentra nuestra atención y cambiando deliberadamente el foco de la atención, una y otra vez.

¿Cuál es esa práctica con la que puedo desconectar el modo «piloto automático y llegar a ser más consciente del foco de mi atención?

Esa práctica se llama Mindfulness, Atención o Consciencia plena. Puedes aprenderla con el Entrenamiento de 8 semanas en nuestro Taller de Mindfulness Online en Vivo.

Deja un comentario