El duelo en niños. 10 reglas básicas para ayudar a afrontarlo.

Decálogo para ayudar a afrontar el duelo en niños que han perdido un ser querido.

duelo en niños
  1. Información y conocimiento: Leeré y obtendré información sobre el duelo en niños para que mi ayuda sea más eficaz.
  2. Honestidad: Seré completamente honesto con el niño/a y no le apartaré de la realidad que se está viviendo. Hablaré del ser querido que falleció con naturalidad y le explicaré con palabras sencillas y sinceras lo ocurrido.
  3. Permisividad y apoyo: Animaré al niño/a a expresar sus emociones y sentimientos, sean cuales fuesen, rabia, miedo, tristeza… y a que no se esconda para llorar. No diré frases como: “no llores”, “no estés triste”, “tienes que ser valiente”, “no está bien enfadarse así”… ya que pueden cortar la libre expresión e impedir que el niño/a se desahogue.
  4. Afecto y proximidad: Estaré cerca, sentado a su lado, le sostendré en brazos, le abrazaré, le escucharé y lloraré con él. Me mantendré física y emocionalmente cerca de él. Estaré siempre dispuesto a abrazar al niño/a, compartiendo mutuamente esos momentos.
  5. Comunicación: Le hablaré sobre la muerte utilizando elementos de la naturaleza. Le leeré cuentos o historietas que hagan referencia y hablaré con el niño/a de sus temores y angustias. No permitiré que se sienta culpable por la muerte producida.
  6. Expresión hacia la pérdida: Le estimularé y animaré a que escriba una carta, un poema, un cuento o un diario; que dibuje o pinte libremente lo que él siente; elaboraremos juntos un álbum o una caja con recuerdos y visitaré el cementerio con el niño/a si lo desea.
  7. Estabilidad: Intentaré restablecer lo antes posible el ritmo cotidiano de sus actividades (colegio, amigos, juegos familiares,…). Tendré en cuenta que no es un buen momento para los cambios y nuevas exigencias.
  8. Actividad: Le animaré a que realice alguna actividad física (deportiva, artística, lúdica..) que le permita expresarse y mantener su vitalidad e interés.
  9. Demanda de ayuda: Estaré atento a la aparición de algunas reacciones que indiquen, por su frecuencia e intensidad, signos de alerta y le llevaré a un Psicólogo especialista en duelo en niños para que valore la situación.
  10. Grupo de niños: Colaboraré en un grupo de autoayuda en duelo en niños y animaré a que el niño/a participe en actividades con otros niños en iguales circunstancias para favorecer la recuperación.

Deja un comentario